Hígado

El hígado está situado en la parte superior derecha de la cavidad abdominal, debajo del diafragma y por encima del estómago, el riñón derecho y los intestinos. El hígado tiene forma de cono, es de color marrón rojizo oscuro y pesa alrededor de 3 libras.

Este órgano puede perder tres cuartos del total de sus células antes de dejar de funcionar. Además, el hígado es el único órgano del cuerpo que tiene la capacidad de autorregenerarse.

El hígado regula los niveles sanguíneos de la mayoría de los compuestos químicos y excreta un producto llamado bilis, que ayuda a eliminar los productos de desecho del hígado. Toda la sangre que sale del estómago y los intestinos pasa a través del hígado. El hígado procesa esta sangre y descompone los nutrientes y drogas en formas más fáciles de usar por el resto del cuerpo.

Se han identificado más de 500 funciones vitales relacionadas con el hígado. Entre las que destacan:

• La producción de bilis, que ayuda a eliminar los desechos y a descomponer las grasas en el intestino delgado durante la digestión.
• La producción de determinadas proteínas del plasma sanguíneo.
• La producción de colesterol y proteínas específicas para el transporte de grasas a través del cuerpo.
• La conversión del exceso de glucosa en glucógeno de almacenamiento.
• La regulación de los niveles sanguíneos de aminoácidos, que son las unidades formadoras de las proteínas.
• El procesamiento de la hemoglobina para utilizar su contenido de hierro (el hígado almacena hierro).
• La conversión del amoníaco tóxico en urea (la urea es un producto final del metabolismo proteico y se excreta en la orina).
• La depuración de la sangre de drogas y otras sustancias tóxicas.
• La regulación de la coagulación sanguínea.
• La resistencia a las infecciones mediante la producción de factores de inmunidad y la eliminación de bacterias del torrente sanguíneo.

Te recomendamos los siguientes productos:

Astaxanthin 4mg

Los Pulmones

Los pulmones son dos órganos esponjosos y ligeros, los más grandes del organismo, que se encuentran situados en la cavidad torácica, los dos no son exactamente iguales.

El pulmón derecho es mayor que el izquierdo, esto es así porque el corazón se encuentra situado en ese lugar. El pulmón derecho se divide en tres porciones, llamadas lóbulos, y el izquierdo en dos.

El propósito del pulmón es dejar que el oxígeno entre al cuerpo, mientras remueve el dióxido de carbono. El oxígeno proporciona energía para el cuerpo, mientras que el dióxido de carbono es un desperdicio corporal producido por el metabolismo celular que se acumula en los tejidos del mismo.

La función de los pulmones es mantener la respiración del cuerpo, lo cual significa que los pulmones le dan oxígeno al flujo sanguíneo a través de los alveolos, o los pequeños sacos en los pulmones. Cuando el oxígeno entra en la sangre, la hemoglobina lo recoge y transporta a través del cuerpo. Los pulmones también remueven el dióxido de carbono del flujo sanguíneo, sacando los residuos del producto del cuerpo. Cuando los pulmones no funcionan adecuadamente, significa que el oxígeno no está entrando al cuerpo y necesitan trabajar más para funcionar. Los problemas en los pulmones, como la neumonía, enfermedades, asma u otros problemas le dan más estrés a las funciones corporales.

Cerebro

El cerebro es el instrumento más organizado, funcional y el más complejo. Está formado por numerosas células nerviosas. El cerebro controla el comportamiento, el pensamiento, procesos fisiológicos y lo que el cuerpo humano pueda realizar.

El cerebro se divide en dos partes, el lado izquierdo y el lado derecho. El izquierdo es el responsable de las palabras, la lógica, los números y la secuencia. Es así como este hemisferio produce y comprende los sonidos del lenguaje, el control de los movimientos y los gestos con la mano derecha. Mientras tanto, el lado derecho se encarga de la asociación donde entran en juego la rima, el ritmo, la música, las imágenes, la imaginación. Es decir, el hemisferio derecho se ocupa de la percepción de los sonidos no relacionados con el lenguaje (música, llanto, etc.), en la percepción táctil y en la localización espacial de los objetos.

El cerebro necesita el tipo correcto
de energía para producir fluidos químicos –lo que los científicos llaman neurotransmisores. Las causas principales de un rendimiento mental pobre es la falta de hierro. El cerebro también requiere de una provisión constante de otros nutrientes. Entre los principales se encuentran el
sodio y el potasio.

Piel

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano. Es el órgano vivo más pesado (de 3 a 4 kg) y el más amplio del cuerpo humano (de 1.5 a 2 m2). Se encuentra en permanente relación con los demás órganos, y así puede revelar las disfunciones o enfermedades que padezcan otros órganos de nuestro cuerpo.

La piel está en constante renovación, es mucho más que un simple envoltorio. Su función principal es actuar como barrera protectora que aísla al organismo del medio que lo rodea, protegiéndolo y contribuyendo a mantener íntegras sus estructuras, al tiempo que actúa como sistema de comunicación con el entorno.

Es así como la piel tiene tres funciones básicas:

1 - PROTECCIÓN: protege al cuerpo de ataques mecánicos, físicos, químicos o microbianos desde el exterior,
Protege el cuerpo de mecánicos, físicos, químicos o microbianos ataque que provienen del exterior a través de, entre otros, mecanismos celulares e inmunológicos y su impermeabilidad, resistencia y flexibilidad.

2 - TRANSMISIÓN: se utiliza para transmitir información entre el cuerpo y el mundo exterior a través de sus múltiples terminaciones nerviosas que reciben estímulos táctiles, térmicos y dolorosos.

3 - INTERCAMBIO: es el lugar donde se llevan a cabo numerosos intercambios entre el organismo y el exterior.
Asimismo, participa en mecanismos complejos, como la regulación de la temperatura corporal (por la eliminación de calor y la evaporación del sudor secretado por las glándulas sudoríparas, así como la eliminación de sustancias nocivas) y la síntesis de vitamina D, que es esencial para el crecimiento de los huesos.

Estómago

El estómago es un saco hueco y elástico con forma de J, siendo la parte más ancha del tubo digestivo. Su superficie externa es lisa, mientras que la interna presenta numerosos pliegues que favorecen la mezcla de los alimentos con los jugos digestivos.

En este lugar las sustancias alimenticias permanecen almacenadas durante un tiempo antes de pasar al intestino en un estado de digestión avanzado.

Después de que la comida es masticada y humedecida en la boca, pasa a través del esófago hasta el estómago. Este es el segundo paso en la digestión de todo lo que consumes. El alimento se mezcla con el ácido del estómago y las enzimas para descomponer la comida en trozos más pequeños. Esta combinación de alimentos y "jugos" estomacales se llama quimo. El estómago también almacena temporalmente alimentos, liberando quimo en pequeñas cantidades en el intestino delgado, donde se vuelve a dividir en nutrientes para ser absorbidos por el cuerpo.

Además de descomponer los alimentos, el ácido del estómago y las enzimas también ayudan a eliminar las bacterias y otros organismos infecciosos que puedes haber comido. El estómago está protegido de su ácido corrosivo por una capa de mucosa que recubre sus paredes. Esta capa de moco protege también a otros órganos internos del ácido estomacal. Cuando el revestimiento de moco está dañado, los ácidos del estómago pueden quemar a través del estómago y dañar otros órganos en el cuerpo.

Músculos

Los músculos son el motor de los movimientos. Un sistema de palancas formado por huesos y articulaciones requiere para funcionar de una energía que le proporciona la contracción muscular.

Los músculos son tejidos u órganos del cuerpo caracterizado por la capacidad de contraerse, por lo general en respuesta a un estímulo nervioso. Todo músculo está envuelto por una capa de tejido.

Los músculos esqueléticos son unas estructuras carnosas que, en conjunto, representan un 40% del peso corporal de un individuo adulto, y de los tendones, unas bandas alargadas, ricas en colágeno, a través de las cuales los músculos se insertan en los huesos.

Algunas de las funciones de los músculos son:

•Producen movimiento.

•Generan energía mecánica por la transformación de la energía química (biotransformadores).

•Dan estabilidad articular.

•Sirven como protección.

•Mantienen la postura.

•Información del estado fisiológico del cuerpo, lo que da la idea de su posición en el espacio.

•Aportan calor por su abundante irrigación, por la fricción y por el consumo de energía.